Construcción sostenible: una inmersión profunda en los estándares de construcción

La ciencia y la tecnología han beneficiado a la humanidad hasta el punto de que nuestro impacto en el medio ambiente está poniendo en riesgo nuestra propia salud. La urbanización continúa en todo el mundo y ahora, el 74 por ciento de los europeos vive en ciudades. La demanda de proporcionar edificios e infraestructura sostenibles a todos los entornos urbanos aumentará en el futuro.

Hoy sabemos que la construcción verde y sostenible puede ayudar a aliviar la carga sobre el medio ambiente y a mejorar la salud pública. Pero la Economía Circular y el diseño sostenible son conceptos relativamente nuevos, desarrollados en las últimas dos décadas, y la mayor parte del parque de edificios existente no cumplen con estos principios. Según el Buildings Performance Institute Europe (BPIE), la mayoría de los edificios europeos siguen siendo ineficientes desde el punto de vista energético.

Teniendo en cuenta que la construcción y el funcionamiento a largo plazo de los edificios representan el 40% del uso global de energía junto con las personas que pasan el 90% de su tiempo en interiores, el entorno construido debe mejorar. Cada vez más vemos que los sistemas de certificación sostenibles ayudan a realizar inversiones inteligentes que mejoran la eficiencia energética, reducen los costos operativos y mejoran la salud de los ocupantes.

 

Comprender los sistemas actuales de construcción sostenible

Una ciudad que invierte en la salud y el bienestar de sus ciudadanos y en la infraestructura es más atractiva para las empresas y las personas. Por lo tanto, los sistemas de certificación para edificios sostenibles son importantes, ya que guían a los tomadores de decisiones, inversores y diseñadores a adoptar un enfoque más holístico al construir nuevos o renovar edificios existentes.

Los diferentes sistemas de certificación tienen un objetivo común, pero varían en su enfoque y equilibrio entre cómo califican y priorizan el impacto en el medio ambiente, en la sociedad y en la economía. Estos son los elementos básicos de cada uno de los principales certificados de sostenibilidad establecidos que vemos en el mercado hoy:

  • BREEAM (Método de Evaluación Ambiental de Establecimientos de Investigación de Edificios): este sistema se centra principalmente en los aspectos ambientales de la sostentabilidad, junto la dinámica social. Para la certificación, elementos como el consumo de recursos, el impacto ambiental y los beneficios para la salud son factores dominantes.
  • LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental): con un enfoque en las dimensiones del ciclo de vida, LEED se centra principalmente en el impacto ambiental de los edificios y, en menor medida, aborda los impactos sociales relacionados con la sostenibilidad. LEED se focaliza principalmente en los problemas ambientales.
  • HQE (Haute Qualité Environnementale): coloca el impacto social de la sostenibilidad como tema primordial en su agenda, HQE tiene 14 objetivos, varios de los cuales se refieren a la salud de los ocupantes y con menos relevancia, aspectos económicos de la sostenibilidad.
  • DGNB (Deutsche Gesellschaft für Nachhaltiges Bauen o Consejo Alemán de Construcción Sostenible): uno de los sistemas de sostenibilidad más equilibrados, el DGNB se centra en la salud, la estabilidad del valor, la gestión responsable de los recursos y una visión holística de la gestión del ciclo de vida. DGNB ofrece un enfoque equilibrado de todos los aspectos de la sostenibilidad. El impacto positivo de una construcción debe mejorarse en todos los parámetros para mejorar la calificación en el sistema DGBN.